LA VENGANZA DEL CHITESTRR (UN CUENTO MORALISTA SOBRE SECRET)

SHITESTRR-ART-low

Mmo-Mmo era un chitestrr. ¿Ah? ¿no saben qué es un chitestrr? perdón, es que a veces se me olvida que estoy platicando con homo-sapiens del siglo veintiuno y no con los cavernícolas pisados que visité la semana pasada durante mi más reciente viaje en el tiempo. Los chitestrr son los grandes héroes olvidados de la civilización.

Pongámole, ahora podés ir a Walmart e ingerir un amorfo bodoque que una seño te asegura que en realidad es un medallón de pollo, y aunque tu experiencia reconociendo objetos te diga “no seás mula, eso se ve como el regalo que Satán le da a los niños del infierno cuando quiere que refuercen su motricidad fina”, igual te sentís seguro porque en la caja que sostiene la impulsadora hay palabras como ”probuspenostrileno” que suenan atroces pero vienen respaldadas por números y registros sanitarios que te garantizan que, legalmente, ese producto no te va a provocar urticaria bolchevique grado 4, o peor aún, anhelo de escuchar a Piva, el reguetonero chapín.

En cambio las tribus prehistóricas como los Murukkuakk, con los que compartí, no tenían laboratorios para garantizar sus alimentos, así que habían decidido que cada octavo crío varón que una mujer pariere, si este contare con una mandíbula competente, en el momento en que adquiriere su tercer molar hubiere de convertirse en el nuevo chitestrr de la tribu. Gustare o no gustare, el culere.

Este es un cuento sobre Mmo-mmo, el chitestrr (o shit-tester) de los Murukkuakk.

Diariamente los Wurukkuakk y yo salíamos a buscar cosas para comer, caminábamos un montón, subíamos montañas, bajábamos montañas, chapotéabamos en la playa y a veces encontrábamos animales más grandes que nosotros. Entonces corríamos gritando y agitando los brazos hasta que casi siempre atrapaba a alguno, por lo que teníamos que esperar sobre un árbol a que la bestia se retirara para recoger los residuos de nuestro camarada y darle un entierro digno. Esto era muy importante porque los Wurukkuakk pensaban que al enterrarlo, un tiempo después el ente reaparecía literalmente en el estómago de una de las hembras de la tribu, solo que en chiquito y estúpido. A veces quise explicarles que el truco de fabricar personas diminutas radicaba en la ancestral magia de coger, pero durante mi estadía con los Wurukkuakk tomé la determinación de regirme bajo la Primera Directiva de la Federación Unida de Planetas (de Star Trek), es decir “el derecho de cada ser vivo de vivir en concordancia con su normal evolución cultural, ningún personal de la Flota Estelar interferirá en el sano y normal desarrollo de la vida y cultura alienígena”.

Así que tuve que aguantarme cada una de sus muladas.

Por las noches, después de cenar, amontonábamos a las crías en la parte más acogedora de la cueva y nos quedábamos platicando alrededor de la fogata. Hablábamos sobre asuntos cotidianos como quién de las mujeres considerábamos que tenía el vello facial más sedoso. Claro, también estaba esa otra mierda espantosa que hacían los Murukkuakk como entretenimiento. Que era masturbarse al unísono cada quien sobre un recipiente individual, para posteriormente pasar en fila arrojando su descarga sobre el rostro del angustiado mono que manteníamos en cautiverio, con el fin de demostrar quién poseía los fluídos más potentes por medio de la intensidad con la que el mono gritara.

De todo corazón hubiera querido que no se enteraran del juego del mono, pero no soy más que un reportero y mi deber es trasladar la verdad.

Cuando finalmente el viento apagaba la fogata, todos, invariablemente, irrevocablemente, nos hacíamos sho y dormíamos. Excepto por aquella noche. Aquella noche una voz se escuchó desafiando el silencio, cagándose en todo:

- Hace mucho que he querido decir que qué huevos ser el chitestrr de la tribu y que me alegra no ser yo.

-Pues yo creo que es un trabajo importante que todos debemos valorar-. Dijo una voz de mujer.

-Pues yo creo que no- repitió la primera persona.

-Yo estoy de acuerdo, meterse objetos a la boca indiscriminadamente no es un talento. Por ejemplo, ahorita tengo algo jugándome los labios que podría ser, ya sea un dedo del pie, un pezón excepcional o un hongo todavía no clasificado, y sea lo que sea, estoy dispuesto a introducirlo en mi boca porque qué pisados ¡No sabemos todavía qué es un germen! La onda es que cualquier mula puede ser un chitestrr. ¡Adiós…nom nom nom nom!.

-Muchá, de verdad, no sean mala onda con el chitestrr, si no fuera por él no sabríamos que la Nutella definitivamente no es popó- dijo otro chavo llamando a ponerse la mano en la conciencia.

A lo que respondió una dama -yo no tengo clavos con la labor del chitestrr. Pero él como persona me cae re mal. Esa su mulada de que usa calzoncillo de piel de serpiente en lugar del ya tradicional calzoncillo de toro, es señal de que se cree muy deahuevo. Además, no sé si se dieron cuenta, pero su leche de varón no hizo gritar nada al mono y más bien le pareció refrescante. Como una florecita recibiendo su rocío. Eso es porque su leche de varón es tan blanda que si la vendieran en los supermercados, que es algo que presiento va a existir en el futuro, la caja tendría a una chava haciendo yoga.

-¡Jajaja, El Descremado hay que decirle ahora jajaja!- gritó una voz ronca al fondo, de una manera bien cholera.

A esta nueva forma de conversar, los Murukkuakk le llamaron “Shekkret”.

Por momentos pensé en detener el bullying arcaico que ocurría dentro de aquella cueva, pero soy un hombre de principios y creía firmemente en seguir la Primera Directiva. Lo único que pude hacer fue taparme los oídos e intentar bloquear lo que escuchaba. Tras varios minutos el bullying se detuvo y únicamente quedó un mísero sollozo.

A la mañana siguiente todo había cambiado, el sollozo había dado paso a la rabia. Estarán pensando que Mmo-Mmo estaba emputado exclusivamente con la mara que lo había pelado, pero los Murukkuakk aún no sabían relacionar rostros con voces si las dos cosas no estaban juntas. Así que para Mmo-Mmo todos éramos culpables, para Mmo-Mmo todos habíamos ofendido a Mmo-Mmo.

Ese día caminamos hasta llegar a una parte de la costa que no conocíamos, y allí fuimos absorbidos por la visión de cuarenta, nunca antes vistas, cubomedusas de distintos colores agonizando sobre la playa. Era tan engasado que si le hubiera tomado foto, ahorita sería más viral que un video de gatos bailando el Gagnam Style hasta formar la cara de Emma Watson con sus colas.

Los Murukkuakk recogieron todas las cubomedusas y volvimos a casa con ellas. Lo siguiente fue observar al chitestrr en acción. El proceso era que el chitestrr se hartaba cualquier mierda nueva que encontráramos, sin importar su apariencia (puta, me dieron ganas de Taco Bell) y posteriormente ingresaba a una jaula hecha de palos dentro de la que permanecía bajo estricta observación. Los expertos en seguridad alimentaria anotaban cosas como “P: ¿Mmo-Mmo perdió el cabello? R: No. ¿Mmo-Mmo desarrolló senos de hembra? R: No. ¿Mmo-Mmo ahora comparte su cuerpo con el de un robusto potro? R: No”. Si el chitestrr no presentaba ninguno de estos rasgos, entonces el nuevo material se agregaba al listado de cosas hartables.

Mmo-Mmo era un mártir. Pero Mmo-Mmo ahora tenía fuego en su mirada.

Probablemente se imaginan cómo termina esta historia, pero de todos modos voy a contarles: termina con el sol de la mañana tostando los cadáveres, hinchados y de un tinte violeta, de los Murukkuakk, chisgueteados sobre el valle mientras la fogata suelta sus últimas humaredas. Apenas tres o cuatro horas antes, aquellos hombres se habían regocijado en un delirante banquete de cubomedusas.

Sentados en una inmensa roca observábamos la macabra escena los dos únicos sobrevivientes: yo (que, mi huevo, si iba a hartar cubomedusas) y Mmo-Mmo. O mejor dicho, el fantasma de Mmo-Mmo.

- Mmo-Mmo, contestame, Mmo-Mmo ¿Verdad que sabías que te ibas a morir, que TODOS se iban a morir, Mmo-Mmo?

- Sí, extranjero, al segundo día comencé a sentir horrendos espasmos acompañados de una quemazón interior. Pero lo peor eran las alucinaciones que me perseguían día y noche, visiones en las que era penetrado en cada uno de mis orificios por los tentáculos de las cubomedusas.

- Pero no dijiste nada, Mmo-Mmo. ¡¿Por qué no dijiste nada, Mmo-Mmo?! Ahí sí come mierda…o sea, me refiero a…no como en tu profesión sino metafóricamente…

- Al principio pensé en decirlo, en hacer lo que todo buen chitestrr debe hacer, en honrar el oficio de un chitestrr. Pero después me dije: que se chinguen esos malagradecidos, todo lo feo que dijeron de mí. Y de pronto comenzaron las voces, “Nooooo, hoooonraaa el legado de los chitestrr”, me decían los espíritus de cada chitestrr que ha vivido, e inmediatamente sus plegarias eran ahogadas por un vergaso de tentáculos y las voces guturales de las cubomedusas que me ordenaban soportar, aguantar, fingir que estaba bien; me prometían que si no decía nada no me dejarían morir pero acabarían con cada uno de esos culeros.

“Ellos te desprecian, hablan de vos, no los perdonéeeees. Solo las CUBOMEDUSAS son tus amigas, salve el Reino de las CUBOMEDUSAS…a ellos no los salveeeees. Ellooooos tienen su Secret…nosotros tendremos el nuestro ¡¡¡¡¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!!!!!”.

Y les creí. Dejé morir a los Murukkuakk ¡Aaaaarrgghh!

No tengo idea de cuántos días pasé sobre aquella piedra, tendido, deshidratado y sin comer. Cuando por fin abrí los ojos el fantasma de Mmo-Mmo se había esfumado y sobre el valle pude divisar a una jauría de perros que mordían los restos de los Murukkuakk.

Una mano adulta se posó sobre mi hombro y una voz varonil me dijo -¿vos sos al que llaman El Viajero del Tiempo?. Le respondí que sí. -Decinos qué pasó con los Murukkuakk ¿Quién acabó con ellos? ¿Fueron los lobos, los gigantes de las montañas o los Fisi-kkinex, varones tan hermosos que asesinan haciendo que tu columna vertebral se disloque cuando tus caderas se desplazan hacia sus regazos como una función biológica que no podés evitar?.

- Puta, sin paja, ¿existen los Fisi-kkinex o no existen los Fisi-kkinex?

- ¡Existen…y son bellos! Ellos inventaron los orgasmos no planificados y el avergonzarte de tu cuerpo. Pero basta de los Fisi-kkinex ¡Rápido, enterremos lo que queda de los Murukkuakk! ¡Mandaremos a traer a las señoritas más vastas de nuestra tribu para que aparezcan en chiquito adentro de ellas!

- Muchá, no es así como funciona la mue…olvídenlo. Lo que necesitan saber y no olvidar jamás es que a los Murukkuakk no los mataron las bestias, ni los gigantes ni la innegable sensualidad de los Fisi-kkinex. Se mataron ellos mismos…se mataron con el Secreto.

Tras agradecer a mis rescatadores decidí liberar al mono cautivo y volver al presente.

EPÍLOGO:

Fue un alivio volver a tener internet. Me llega el internet. Una de las cosas chileras de él es que podés hablar y discutir de algo sin que tu fuckin persona condicione la forma en que toman en cuenta tu opinión. Anonimato, le llaman. El anonimato es principalmente útil si vivís bajo un régimen autoritario y querés denunciar las cosas terribles que pasan, o si sos Bansky o este excelente crítico de cine y lo hacés por razones artísticas. Pero también sirve por motivos más light, por ejemplo, si la doñita que lleva los almuerzos a la ofi de pronto me dice que siempre he estado equivocado y que el batimóvil de la primer lica de Tim Burton no es el más rex, sino que el de las licas de Nolan, por razones, mis prejuicios inevitablemente se encenderían y no le daría a su opinión la importancia que merece. En cambio, si me la encuentro en un foro de internet bajo el nombre de usuario @IamVengeanceIamNight voy a leer lo que me tiene que decir y a tomarlo en cuenta hasta la mierda. Porque no me importa quién es, su edad, género o a qué se dedica…o sea, no es quién eres por debajo, es lo que opinás del batimóvil lo que te define.

Mi vergeo con Secret no es por el anonimato. Es porque toma la intimidad de Facebook, que es una red, en teoría, de cuates (de incluir ondas semi personales, fotos de tu vida, etc.) y te quita la obligación de ser un cerote decente con ellos, de tener que hacerte responsable de lo que decís sobre la mara. Te hace que te olvidés que del otro lado del internet siempre hay una persona. Eso es fuckin terrible.

Ahora, pasando a otra cosa, tengo un mono amable, considerado y que tiene un cutis que ha cuidado con los tratamientos de Jenna Jameson. Si alguien está interesado en adoptarlo, contácteme dándole like a mi página de Facebook y siguiéndome en Twitter. :)

PRESENCIÉ A UNA FRESA

itati

A mi no me llega hacer chistes de chavas fresas, me parece una chingadera muy vieja. Además, ser fresa en Guate es como vivir en Gaza y quemar cuetes cada vez que ganan los Cremas: ponés nerviosa a la mara, ofende y sobre todo, a nadie le importa.

Y, puta, ¿cuál es el punto de ser fresa en Guate? aunque fueras millonario y quisieras evadir a los pobres, siempre vas a tener que hablar con ellos. Ya sea para regalarle una magdalena al don que abre la garita, o para explicarle a los eunucos qué marca de leche querés que compren para tu hora del baño. Hasta los de la Marro conocen campesinos, dicen que cada año llevan a uno y los estudiantes le hacen preguntas como ‘¿su casa de qué está hecha?’ o ‘¿por qué no puede convertir este escritorio en maíz? ¡los campesinos son aburridos!’.

Resulta que la otra noche descubrí que las fresas existen. Estábamos con mi papá en la barra de Taco Bell esperando nuestra orden. Una chava le dice a otra ‘mano, es que a aquella la quiero…pero aceptemos que es una warabitch. Una verdadera warabitch’. Entonces el mesero se acerca y pregunta de quién es la orden 193 y la misma chava arranca a gritar ‘¡ay, mía, mía, mía!’. ‘¿Salsa?’ le pregunta el tendero, ‘ala, sí, pero deme un vergo…pero así: un VERGO de ketchup’.

Mi papá volteó a verla, probablemente lamentando el día en que decidió abandonar la finca Ojo de Agua, en donde lo único que escuchaba era frutas caer de los árboles y al río arrastrando pulpa de café. La chava siguió ‘¡Hey, tú! la 195 también es mía, es una botella de agua’, el muchacho puso la botella en la bandeja. Finalmente ella le dijo ‘ala qué lindo, en serio’.

Fue un espectáculo bochornoso durante el cual el empleado de Taco Bell nunca se cagó de la risa o le dijo que ya sho, prueba de que él es el siguiente Dalai Lama. Miren, a huevos que uno tiene derecho a hablar como putas quiera, por ejemplo yo, cuando ando en shorts y detecto a una dama que me gusta, pronuncio ‘estoy soltero’ exhibiendo mis pantorrillas bronceadas. Pero no por eso voy a explicarle al cerote de la gasolinera si quiero regular o súper por medio de la gama de flexiones de mis camotes.

* ¡Ala, dame like…pero así: un VERGO de like a mi página de Facebook y seguime en Twitter!

CÓMO SE CREÓ LA VALLA MÁS MUNDIALISTA

MUNDIAL-SAUL

Creativo: señor, el Mundial va a comenzar y si no hacemos algo para parecer mundialistas, los hombres se van a olvidar durante un mes que Saúl es una marca de ropa que existe.

E.Méndez: me agrada que siempre estés ON. Ahora, llama a uno de los modelos guapos que hay en el calabozo. We’re shooting.

Creativo (luego de dar el aviso al guardián del calabozo, a través de un intercomunicador vintage inglés): en un momento sube. Los eunucos van a prepararlo.

Entonces, estaba pensando, ¿qué tal si el modelo aparece en un estadio o en la comodidad de su loft apoyando a su equipo?

E.Méndez: ¿eso de “apoyar a su equipo” implica gritar, saltar y mostrar emociones?

Creativo: sí, básicamente eso hace la gente durante los partidos.

E.Méndez: pero mostrar emociones hace ver fea a la gente…¿lo sabías, verdad?

Creativo (suspirando cabizbajo): sí…usted me lo ha dicho.

E.Méndez: ¿entonces?, esa no puede ser tu única idea…¿o acaso te estás poniendo…Oooof…?

Creativo: no. Off, nunca ¡Soy un creativo, maldita sea!

E.Méndez: emociones…¿qué dijimos que le hacen las emociones a nuestro rostro?

Creativo: sorry…”soy un creativo, señor”.

E.Méndez: on.

Creativo: ¿qué tal si lo ponemos jugando futbol?

E.Méndez: pero sin sudor. Odio el sudor. No puedo ver gente sudar…literalmente. Biológicamente. Nací con un problema ocular que hace que si alguien está sudando mi retina no percibe su presencia.

Creativo: esas son paj-

E.Méndez: también me ocurre con la gente con calcetines deportivos. Así que sin sudor.

Creativo: bueno, podría ser el portero.

E.Méndez: me encanta. Que tenga una corbata.

Creativo: ¡¿ah?! Pero los jugadores no u-

E.Méndez: …y un traje rojo de corte italiano.

Creativo (suspirando nuevamente): está bien.

E.Méndez: hey. ¿sabes qué sería súper conceptual y On?

Creativo: ¿mjm? Digo ¿qué?

E.Méndez: que veamos el rostro de nuestro portero guapo detrás de la red de la portería, mientras juega. Él va a permanecer dentro de la portería.

Creativo: okei. Disculpe, señor, pero eso no tiene sentido. El portero debe estar mirando en dirección al juego…porque ahí es donde están disparando las pelotas…que él tiene que detener…antes de que hagan su ingreso a la portería…en la que usted quiere que él esté metido…de espaldas.

E.Méndez: mmm…¿entonces esa sería una mala forma de evitar goles?

Creativo: ¡¡a huevos!! ¡por la misma razón que tomarse un condón como jarabe antes de hacer el amor, es una mala forma de evitar embarazos!

E.Méndez: no me gusta tu actitud. No me parece On.

Creativo (suspirando profundamente): lo siento, señor. Me exalté.

E.Méndez: vamos a hacer la toma de la red.

Creativo (suspirando y mirando al cielo texturizado en motivos neo victorianos con influencia de tejidos maya interpretados bajo la línea de la moda parisina fusión funk): …por supuesto que vamos a hacerlo.

Señor, solo una pregunta antes de retirarme a la cápsula post surrealista en forma de pene que es mi oficina: ¿alguna vez jugó futbol?

E.Méndez: por supuesto, todos los días. Era pilas.

Creativo: ¿en serio?

E.Méndez: sí. Cuando confeccionaban los equipos yo era siempre el que quedaba de último.

Creativo: estoy bastante seguro que ese es el peor. Usted era el peor.

E.Méndez: no.

Creativo: sí. Quedaban dos seres humanos y el equipo que le tocaba elegir elegía al último que era menos malo para jugar futbol que usted.

E.Méndez: es porque yo era el mejor y el más On.

Creativo: no…puta, ¡no! A ver, imagínese que están repartiéndose modelos con su diseñador rival para una pasarela; quedan dos últimas modelos y a usted le toca escoger y una es fea. Es una dama fea y camina en la pasarela, no como si estuviera modelando, sino como que estuviera lloviznando y se recordó que dejó ropa tendida del lazo.

E.Méndez: ¿por qué dejó ropa colgando de un lazo? ¿es acaso ella una creadora de arte moderno, queriendo representar cómo la ropa somos nosotros mismos aferrándonos a nuestros ideales, en medio de los murmullos de quienes con su envidia quieren doblegarnos?

Creativo (dando un grito breve pero intenso en dirección al firmamento): ¡¡aaaaah!…Sí, es por eso.

E.Méndez: lo imaginé. Entonces está esta dama que no tiene los atributos de una modelo…y ¿cuál es mi otra opción?

Creativo: okei, aparte de la mujer fea, puede escoger una pacaya envuelta en huevo gigante que adquirió la capacidad de moverse.

E.Méndez: ajá…¿pero la pacaya está hecha con in-

Creativo: ¡no! No está hecha con ingredientes orgánicos. Está hecha con ingredientes de gordos.

E.Méndez: ¿pero los huevos sí son de gallinas feli-

Creativo: ¡tampoco! son huevos de gallinas tristes. De gallinas que solo vieron la primera mitad de Marimar y nunca supieron que se hizo rica y aprendió un vergaso de idiomas e hizo pagar a Chantal Andere por cada una de sus humillaciones.

E.Méndez: entonces escogería a la fea.

Creativo: aaaah, pues usted era la pacaya envuelta en huevo. El no escogido. Si un pedo hubiera hecho su aparición y se distinguiera de los jugadores del equipo contrario, él habría jugado.

E.Méndez (notoriamente desilusionado): eso fue mala vibra. Estoy triste. Si pusiera huevos, nadie debería desayunarlos.

Creativo (tras varios segundos de incómodo silencio): lo siento, señor. Fui muy duro. Pero, alégrese, recuerde que vamos a lanzar unas vallas…¿ah, qué le parece? ¿quiéeeen va a poner unas vallas bieeeen bonitas del Mundial?

E.Méndez: yo. Van a ser las MEJORES vallas del Mundial, porque nada despierta la pasión por los partidos de futbol como las fotos de un hombre guapo con corbata observando inexpresivo detrás de una red.

Creativo: ¡oooooon!

E.Méndez: ¡¿eunucos, dónde está mi modelo?!…¿ya está aquí? ¿ah? ¿acaso está sudando y por eso no puedo percibirlo?

 

* ¡Sígueme dándole like a mi página! Solo…yo no soy el modelo de la valla. Dejen de preguntar, chicas. :(

AVENTURAS DEL VARÓN MÁS ENGASADO QUE HA NACIDO

NachoTodos conocemos el NACHO: LIBRO INICIAL DE LECTURA. Muchos aprendimos a leer con él. Sin embargo, dudo que muchos de ustedes tengan conocimiento de la épica historia que hasta hoy se encontraba oculta dentro de este libro, como los más grandes misterios de la humanidad, justo frente a nuestros ojos. Yo también permanecí ciego durante décadas, creyendo que este no era más que un silabario y libro de lectura inicial con bonitas ilustraciones. Porque eso es lo que ellos quieren que creamos.

Mientras estábamos ocupados “aprendiendo” a “leer”, ellos nos ocultaban la más grande historia de virilidad humana, la que permitió que surgiera la civilización tal como la conocemos hoy en día. La encontré como se encuentran las grandes verdades: decodificando, desmontando y desarmando; NACHO: LIBRO INICIAL DE LECTURA es mi Códice Dresden, mis Rollos del Mar Muerto, mi Última Cena de Da Vinci.

Déjenme revelarles esta fabulosa historia mítica de fuerza humana, para que puedan dormir esta noche un poco más orgulloso del ADN que corre por sus venas…

VARON02

Nuestro héroe nació como cualquiera de nosotros. De niño parecía una niña y su mamá lo mimaba y siempre olía a leche.

VARON03

A veces su mamá lo llevaba al campo y sacaba un sillón y se ponía a leer mientras él corría con la pelota, actividades típicas de los niños porque los niños son estúpidos.

Sabemos muy poco de la niñez de Nacho, solo que a su mamá le aburría a veces y fantaseaba con abandonarlo, y que su mamá era lo que consideraríamos una MILF.

VARON03A

El papá de Nacho no era una buena persona, por lo que muchas de las horrendas desgracias que ocurrirán posteriormente, son culpa de su sadismo hacia las creaturas inferiores que habitan el planeta. Por ejemplo, este breve manuscrito nos habla que se dedicaba a capturar y rifar focas, para lo cual hacía uso de una pala que siempre mantenía bien afilada.

Aparentemente, los animales buscaron una retribución inmediata pues el papá de Nacho desaparece sin explicación de la Historia. Dios lo tenga en su gloria…aunque no puedo decir que lo mereciera. A raíz del actuar absurdo del papá de Nacho hacia los animales, estos comenzaron a tratar a Nacho como si fuera su prostituta y a hacerle una serie de choleradas.

VARON04A

VARON05

Como suele ocurrir en el reino animal, estas choleradas comenzaron como travesurillas y rápidamente fueron escalando hasta convertirse en crímenes menores y en abusos a la propiedad privada.

VARON08

¿No les cae en la verga cuando ustedes tienen una bata y un lobo la daña?

VARON10

…¿O cuando un oso les pisa la masa? ¡Uno sabe que no es su día cuando un oso te pisa la masa!

VARON09

Sin embargo, el espíritu humano de superación se encendió en Nacho, y un día decidió que ya era mucha chingadera. De acuerdo a mi interpretación de las escrituras, esto sucedió mientras una mona pretendía abusar sexualmente de la mascota de Nacho, que era un pato.

Antes de continuar, me gustaría aclarar que la región en donde nació y creció Nacho contenía todos los ecosistemas y climas, lo cual explica el que Nacho estuviera en contacto constante con todas las especies salvajes, diariamente. Se cree que los eventos de esta historia transcurren en la pangea.

VARON11

El pato de Nacho definitivamente no  temía a la mona.

VARON12

Aun así, Nacho se propuso defenderlo y, por primera vez, se rebeló ante la opresión de las bestias, golpeándola.

VARON13VARON14

La reacción de la mona fue lamer la mano de Nacho, algo que he debatido con otros estudiosos del tema, podría simbolizar la sumisión auténtica de la mona a la voluntad del puño de Nacho…o bien una sumisión kinky, tratándose de una mona sexualmente experimental y pervertida, que evolucionó en una relación sadomasoquista entre ambos.

VARON15

Lo verdaderamente importante es lo que sucedió a raíz del suceso con la mona, y luego de que el médico curara la cara de Nacho de sus ataques: Nacho adquirió una seguridad en sí mismo y un orgullo que lo impulsó, no solamente a ponerle un alto al fascismo animal, sino a someterlos por la fuerza.

VARON16VARON17

Por ejemplo exigiéndoles que le hicieran entrega de su piel para su uso privado.

VARON19VARON18

…O comiéndoselos como parte de gloriosas cenas con inmensos contenidos calóricos.

El paso final fue tomar a los animales como súbditos y organizar dinámicas en las que los ponía a darse verga con otros seres humanos. Como la vez que se apropió de este toro porque no estaba complacido con la forma en que lo miraba.

VARON19AVARON20VARON21

Nacho era feliz pues todos los animales eran sus perras, y todos aceptaban ser sus perras.

VARON22

Excepto Baphomet.

VARON23

Baphomet no apreciaba a los humanos, así que organizó un levantamiento por medio de violentos ataques directos al sistema.

VARON23AVARON23B

Y usó sus poderes mentales para provocar espantosas tragedias.

VARON24

Luego de perderlo todo a manos de Baphomet, Nacho juró venganza a los cuatro puntos cardinales. Se dio cuenta que había sido un mierda todo este tiempo pero que ahora era el único que podía salvar a la humanidad.

VARON25

Pero a veces, para combatir a la oscuridad, tenés que convertirte en oscuridad

VARON26

Así que Nacho hizo un pacto con uno de los enanos malos, los únicos seres que odiaban más a Baphomet que el propio Nacho. Así que el enano malo asesinó la mano derecha de Nacho, para luego revivirla convertida en una colosal arma de pulverización de fauna. El trato era que, una vez destruido Baphomet, el brazo derecho de Nacho se pudriría para siempre.

VARON26A

Nacho lideró colosalmente al ejército de los humanos en la batalla más ruin de nuestra Historia.

VARON27VARON28AVARON28VARON27AVARON27B

Fue una guerra vil, repugnante y necesaria. Era un mundo de mierda, de mierda de pulpo.

VARON31

Finalmente, en lo más alto de una montaña Nacho enfrentó a Baphomet en un duelo, pues se dieron cuenta que no valía la pena que siguiera corriendo sangre inocente. La pelea duró diecinueve días y diecinueve noches.

VARON22A

VARON32

Al final, solo Nacho descendió de aquella montaña. La humanidad había triunfado.

VARON33

Por alguna razón, en lugar de celebrar con los hombres, Nacho decidió celebrar con las hojas de calendario antropomórficas. Sin embargo no todo era alegría, pues los enanos malos siempre cobran sus déudas, así que esa misma noche el enano malo se encargó que el brazo derecho de Nacho mágicamente comenzara a shuquearse.

EPÍLOGO.

VARON34

Algunos antropólogos consideran que la leyenda es producto de la demencia de un paciente psiquiátrico del siglo VI que se hacía llamar “Nacho”, y cuya historia coincide perfectamente con el relato…hasta el momento en que se encontró con un payaso y su cara de yeso. Entonces su mente se quebró, degenerando en una profunda esquizofrenia y tendencia a conversar con Satán.

VARON35

También comenzó a vestirse como peluquero gay en una sexicomedia mexicana de los ochentas.

VARON36

* Vos también podés contribuir a evitar el nuevo despertar de Baphomet, dándole like a mi página. Hacelo, la humanidad te lo agradecerá.

https://www.facebook.com/canchinflinhero

ENTREVISTA CON LA CIUDAD MÁS FEA DEL MUNDO

ENTREVISTA CON GUATEMALA

Yo sé, es noticia vieja, a esta altura todos ustedes sabrán que de acuerdo a una revista digital, más o menos famosa, Guatemala es la ciudad más fea del mundo. Cuando la publicación se paseó por las redes, a finales del año pasado, provocó reacciones de distintos tipos, había mara diciendo ondas como “¡Já, quién no sabía que Guate es bien pura mierda!” y otros, indignados, defendiendo que Guate no es la más fea en base a que quien escribió el artículo nunca ha tomado atol de elote en el Parque Central, así que no hay suficiente atol de elote en su organismo como para percibir adecuadamente la realidad.

Sinceramente, no conozco muchas ciudades así que no opiné, pero mantuve la sensación de que algo estaba faltando…y fue entonces cuando me decidí a entrevistar a la Ciudad de Guatemala, con la idea de que qué mierda debe ser que todos anden hablando esas cosas de vos y nadie te pregunte cuál es tu postura al respecto.

Conseguir que te atienda una ciudad y te conceda una entrevista es sumamente difícil, sin embargo Guatemala estaba realmente interesada en hacerse escuchar, así que inmediatamente planeamos la cita en un bar chilero.

Estaba nervioso, no solo porque muchos dicen que es peligrosa, sino porque no sabía qué actitud esperar de ella. Es decir, yo tampoco reaccionaría al suave si me llamaran el más feo de algo. Puta, de adolescente anduve con una chava cristiana que decía que yo era su segunda persona favorita después de Jesús, a lo que yo reaccioné haciéndola admitir que, de los dos, yo era el que tenía mejor gusto en calzado.

Dieciocho minutos después de la hora pautada entró Guatemala, le hice señas desde la mesa y se acercó con actitud decidida y directa. “Hola, tú”, me dijo sin disculparse por el atraso. Tampoco es que quisiera o esperara una disculpa. Luego de agradecerle por haber aceptado mi entrevista, ordenamos algo de tomar, ella pidió la limonada con todo y sus guajitos y yo pedí una chela. Como no sabía cuál era la mejor forma de empezar -siendo esta una entrevista extraña, ya que ser elegida “la más fea” no te hace ni una galardonada ni necesariamente una víctima- decidí por simplemente decirle “hola, ciudad ¿qué tzal?”…

Guatemala: ahí, vos, no es fácil, no te voy a dar paja…pero he decidido irme por la paz.

Canchinflín Hero: ¿creés que fue injusto?

Guatemala: creo que ese listado son puras majadas (le da un trago largo a su bebida mientras yo me quedo observándola).

Canchinflín Hero: …supuestamente son expertos.

Guatemala: ¡pamplonas! Mirá, chavo, yo no te voy a venir a decir que ¡Puchis, soy una mu-gerona! Pero, ¡Uta tlán fegua no estoy tampoco!…momentito.

Tengo que decir que yo estaba de acuerdo. A huevos, ella no es un monumento “¡Ala,  madre!”…pero siendo alguien a quien le ha tocado trabajar y pasar penas, de hecho se veía bastante guapetapa. Lo que hay que entender es que Guate no es como Venecia, Lisboa, Florencia o cualquiera de las otras que U City Guides listó como las más chulas, nel, Guate es fajadora, se le echa colón por el cansancio grabado en su carabanchel. No es fea, solo tremendamente insegura.

No sé si debí hacerlo, pero en ese momento sentí curiosidad por saber qué pensaba de esas otras ciudades…

Guatemala: ¡cerotas! “ay sí, ay sí, soy una ciudad dedicada al arte”…Brujas. ¡A ver si te mirás tan roma-mi después de que parís! Es que uuuuy, pisadas, de recordarme me florencia las ganas de taleguiarlas.

Esto lo exclamó mientras le saltaba la verbena…“¡Qué boca del monte!”, pensé…hasta parecía ella la villa-na. Yo ingería mi tercer chela y ella recién había cambiado la limonada por un martinico, incienso hizo que arrancara nuevamente otra serie de maldiciones, tanto que el bartender me hizo señas de “chavo, por fa, cayalá”.

No sé si fueron los tragos haciendo lo que los tragos deben hacer, pero la entrevista se había tornado en algo más parecido a una conversación natural, me gusta pensar que en una cita con cierto interés carnal. Guate decididamente me gustaba. Sin casaca. Tal vez era la energía ruda en su actitud o el que su blusa de Bulock´s no dejaba dudas respecto a la re-forma de sus obeliscos y, ¡fuck!, con un poco de esfuerzo casi podía precisar el tamaño y color de la aurora en cada uno de ellos. ¡Mierda!, pensé…así voy a terminal enamolándome. Pero no me a-nimajuyú a decirle nada, por mariscal.

De pronto Guatemala se inclinó y pensé que se iba a bethania a besarme, pero solo fue el amate, cogió su bolsa y se levantó para ir al baño…por supuesto: volteé a verla. Conforme la observaba yéndose reflexionaba “no concordia el cincho con tu blusa…pero ¡Wat a-nas-io tzul, beibi!”. Como no quería que la gente en el bar imaginara que me había olvidado de la entrevista y solo estaba siendo un gran chucho, les devolví una mirada de “tranquilos, no estoy aquí para guilar, batros”.

Un pensamiento asaltó mi mente: U City Guides es gay, ¡a huevos! Miren, ser gay es algo completamente normal, es solo que cuando un gay opta por no salir del closet, e intenta sostener una fachada de heterosexualidad, a veces termina abochornándose con su estética homosexual cada vez que entre hombres hablamos de quiénes nos gustan, diciendo que sus favoritas son Kate Moss o Julia Roberts “porque son mujeres preciosísimas y muy distinguidas”. Está de más explicar que eso es absolutamente gay porque los hombres heterosexuales no decimos “preciosa”, y “distinción”, sea lo que sea, no es relevante y está al lado de “disposición para platicar sobre sus sobrinitos” en el listado de cosas qué buscamos que una mujer tenga. Comprensiblemente, los gays que quieren pasar por heterosexuales, prefieren abordar este tema con la mayor brevedad posible y se sienten más entusiasmados por llegar a la parte en que se discute qué chavas son feas porque, no solo es más fácil hablar de la fealdad de algo hacia lo que no sentís impulsos sexuales, sino que además es una excelente oportunidad para “explicar” el por qué nunca le has hecho la entrada a ninguna. De hecho, si yo fuera un agente de la policía espacial que vela por la seguridad en todos los mundos –y no estoy diciendo que no lo soy-, y estuviera a cargo de neutralizar a un terrorista interestelar oculto en la Tierra, de quien solo sé que es homosexual, y finalmente todas mis pistas me condujeran a una habitación donde solo hay tres hombres: dos de ellos están envueltos en un ejercicio coital mientras el tercero les platica acerca de lo feas que son las mujeres de su oficina, no dudaría en dispararle a este último.

¿Me explico? es decir, si te tomás la molestia de elaborar una lista de las más feas, o tenés trece años o sos gay o ambas. Y disculpen, pero si lo que no te gusta de Guatemala es que tiene demasiados hoyos, es porque sos gay.

Estaba ansioso porque Guatemala volviera y decirle que me gustaba, me valía madres si yo solo iba a ser un aliciente para su ego y sencillamente me iba a usac. Conforme vaciaba mi quinta chela ella volvía del baño, sonriendo. En mi imaginación me hincapié ante su sonrisa y debió haberse dado cuenta de mi creciente fascinación por ella.

Guatemala: ¡Bo-lívar grueso, vá! ¿cuántas chelas llevás? Pará, ninfo…o no sé dónde vamos a terminar tú y yo.

Canchinflín Hero: yu: rrita.

Guatemala: eso no lo sabés…nunca me has probado. ¿No creés que estás yendo mon tú far?

Disfrutaba mirarla bromear con soltura…¡¿A quién putas se le ocurre no gustarle Guatemala?!…los muy mierdas. Es perfecta. A esos pisados de U City Gay definitivamente no les gustan las ciudades, esto puede sonar drástico pero ¿saben qué es 4? 4 es el número de compañeras de oficina de las que te está permitido no gustar antes de que yo asuma que sos homosexual o asexual o un mentiroso. Por ejemplo, comprendería si a mi pregunta de “¿hay chavas chulas en tu oficina?” vos me respondás “nel, vos, fijate que solo hay 4 chavas: una es la doñita que hace la limpieza (está bien, probablemente te lleve veinticinco años), está también la recepcionista que es una chavita de dieciocho (el otro extremo, entiendo que te incomode sentir atracción por una barely legal), la supervisora, que me cae mal (está permitido que te caiga mal alguna chava, algunas chavas caen mal) y mi compañera de ventas pero, no sé, no me atrae (okei, mai fren, no pasa nada, está bien si no te gusta, también hay chavas buena onda y en mi rango de edad que no me gustan. Cool)”. Ahora, si me contás que no son 4 chavas en tu chance sino hay 5, me pela la verga, no quiero escuchar excusas, no te voy a exigir que le hagás la entrada -porque puede que vos o ella tengan pareja o simplemente no están en ese rollo- pero te tiene que gustar, ¡gustarte te tiene que!…no es cuestión emocional sino estadística.

Puta, cómo me gusta Guatemala.

Guatemala: ¿terminaste la entrevista? ¿Y si me voy ahorita, muñecón?

Canchinflín Hero: yo ir-tras de ti…a dónde sea. Guate, en serio, solo quiero a mar-tí (decírselo fue una liberación).

Guatemala: ¡ay, sho! ¡aguantá!…¿y simeón cañas?

Canchinflín Hero: no tengo a nadie. Cada noche somos yo y la palmita.

Guatemala: ¡can tontívoli que sos!

Canchinflín Hero: vos solo me das el rodeo, qué tengo que hacer para que bajés tu guarda.

Guatemala: ¿y si te digo que ya me voy y te dejo en suspenso para la próxima cita? No vivo lejos, me puedo ir caminando.

Canchinflín Hero: ¿sola? ¿Kaminal? ¿Ju? ¿Yú? No lo permitiría. Imposible. Yo te llevo.

Guatemala: va, última preguntita: ¿Ke nne dyrías si te digo que quiero que nos vayamos en este momento…los dos? tanta gente acá nos está haciendo un tierrero.

Canchinflín Hero: entonces, ¡Sacoj-.

Llámenme “huevudo”, “todoterreno”, “pisa-parejo” o cualquier otro sobrenombre en lingo machista que usen para referirse a los que, como yo, valoramos la intimidad por sobre una idea de lo que es estético y socialmente aprobado. Quédense con sus joyas arquitectónicas, no importa lo que digan, yo solo me imaginaba introduciéndome en El Gallito.

Guate: Ámala.

* ¡Hey!, pueden encontrar más historias absurdas en la fanpage, algunas de ellas no son acerca de tener relaciones sexuales con ciudades:

https://www.facebook.com/canchinflinhero