ENTREVISTA CON LA CIUDAD MÁS FEA DEL MUNDO

ENTREVISTA CON GUATEMALA

Yo sé, es noticia vieja, a esta altura todos ustedes sabrán que de acuerdo a una revista digital, más o menos famosa, Guatemala es la ciudad más fea del mundo. Cuando la publicación se paseó por las redes, a finales del año pasado, provocó reacciones de distintos tipos, había mara diciendo ondas como “¡Já, quién no sabía que Guate es bien pura mierda!” y otros, indignados, defendiendo que Guate no es la más fea en base a que quien escribió el artículo nunca ha tomado atol de elote en el Parque Central, así que no hay suficiente atol de elote en su organismo como para percibir adecuadamente la realidad.

Sinceramente, no conozco muchas ciudades así que no opiné, pero mantuve la sensación de que algo estaba faltando…y fue entonces cuando me decidí a entrevistar a la Ciudad de Guatemala, con la idea de que qué mierda debe ser que todos anden hablando esas cosas de vos y nadie te pregunte cuál es tu postura al respecto.

Conseguir que te atienda una ciudad y te conceda una entrevista es sumamente difícil, sin embargo Guatemala estaba realmente interesada en hacerse escuchar, así que inmediatamente planeamos la cita en un bar chilero.

Estaba nervioso, no solo porque muchos dicen que es peligrosa, sino porque no sabía qué actitud esperar de ella. Es decir, yo tampoco reaccionaría al suave si me llamaran el más feo de algo. Puta, de adolescente anduve con una chava cristiana que decía que yo era su segunda persona favorita después de Jesús, a lo que yo reaccioné haciéndola admitir que, de los dos, yo era el que tenía mejor gusto en calzado.

Dieciocho minutos después de la hora pautada entró Guatemala, le hice señas desde la mesa y se acercó con actitud decidida y directa. “Hola, tú”, me dijo sin disculparse por el atraso. Tampoco es que quisiera o esperara una disculpa. Luego de agradecerle por haber aceptado mi entrevista, ordenamos algo de tomar, ella pidió la limonada con todo y sus guajitos y yo pedí una chela. Como no sabía cuál era la mejor forma de empezar -siendo esta una entrevista extraña, ya que ser elegida “la más fea” no te hace ni una galardonada ni necesariamente una víctima- decidí por simplemente decirle “hola, ciudad ¿qué tzal?”…

Guatemala: ahí, vos, no es fácil, no te voy a dar paja…pero he decidido irme por la paz.

Canchinflín Hero: ¿creés que fue injusto?

Guatemala: creo que ese listado son puras majadas (le da un trago largo a su bebida mientras yo me quedo observándola).

Canchinflín Hero: …supuestamente son expertos.

Guatemala: ¡pamplonas! Mirá, chavo, yo no te voy a venir a decir que ¡Puchis, soy una mu-gerona! Pero, ¡Uta tlán fegua no estoy tampoco!…momentito.

Tengo que decir que yo estaba de acuerdo. A huevos, ella no es un monumento “¡Ala,  madre!”…pero siendo alguien a quien le ha tocado trabajar y pasar penas, de hecho se veía bastante guapetapa. Lo que hay que entender es que Guate no es como Venecia, Lisboa, Florencia o cualquiera de las otras que U City Guides listó como las más chulas, nel, Guate es fajadora, se le echa colón por el cansancio grabado en su carabanchel. No es fea, solo tremendamente insegura.

No sé si debí hacerlo, pero en ese momento sentí curiosidad por saber qué pensaba de esas otras ciudades…

Guatemala: ¡cerotas! “ay sí, ay sí, soy una ciudad dedicada al arte”…Brujas. ¡A ver si te mirás tan roma-mi después de que parís! Es que uuuuy, pisadas, de recordarme me florencia las ganas de taleguiarlas.

Esto lo exclamó mientras le saltaba la verbena…“¡Qué boca del monte!”, pensé…hasta parecía ella la villa-na. Yo ingería mi tercer chela y ella recién había cambiado la limonada por un martinico, incienso hizo que arrancara nuevamente otra serie de maldiciones, tanto que el bartender me hizo señas de “chavo, por fa, cayalá”.

No sé si fueron los tragos haciendo lo que los tragos deben hacer, pero la entrevista se había tornado en algo más parecido a una conversación natural, me gusta pensar que en una cita con cierto interés carnal. Guate decididamente me gustaba. Sin casaca. Tal vez era la energía ruda en su actitud o el que su blusa de Bulock´s no dejaba dudas respecto a la re-forma de sus obeliscos y, ¡fuck!, con un poco de esfuerzo casi podía precisar el tamaño y color de la aurora en cada uno de ellos. ¡Mierda!, pensé…así voy a terminal enamolándome. Pero no me a-nimajuyú a decirle nada, por mariscal.

De pronto Guatemala se inclinó y pensé que se iba a bethania a besarme, pero solo fue el amate, cogió su bolsa y se levantó para ir al baño…por supuesto: volteé a verla. Conforme la observaba yéndose reflexionaba “no concordia el cincho con tu blusa…pero ¡Wat a-nas-io tzul, beibi!”. Como no quería que la gente en el bar imaginara que me había olvidado de la entrevista y solo estaba siendo un gran chucho, les devolví una mirada de “tranquilos, no estoy aquí para guilar, batros”.

Un pensamiento asaltó mi mente: U City Guides es gay, ¡a huevos! Miren, ser gay es algo completamente normal, es solo que cuando un gay opta por no salir del closet, e intenta sostener una fachada de heterosexualidad, a veces termina abochornándose con su estética homosexual cada vez que entre hombres hablamos de quiénes nos gustan, diciendo que sus favoritas son Kate Moss o Julia Roberts “porque son mujeres preciosísimas y muy distinguidas”. Está de más explicar que eso es absolutamente gay porque los hombres heterosexuales no decimos “preciosa”, y “distinción”, sea lo que sea, no es relevante y está al lado de “disposición para platicar sobre sus sobrinitos” en el listado de cosas qué buscamos que una mujer tenga. Comprensiblemente, los gays que quieren pasar por heterosexuales, prefieren abordar este tema con la mayor brevedad posible y se sienten más entusiasmados por llegar a la parte en que se discute qué chavas son feas porque, no solo es más fácil hablar de la fealdad de algo hacia lo que no sentís impulsos sexuales, sino que además es una excelente oportunidad para “explicar” el por qué nunca le has hecho la entrada a ninguna. De hecho, si yo fuera un agente de la policía espacial que vela por la seguridad en todos los mundos –y no estoy diciendo que no lo soy-, y estuviera a cargo de neutralizar a un terrorista interestelar oculto en la Tierra, de quien solo sé que es homosexual, y finalmente todas mis pistas me condujeran a una habitación donde solo hay tres hombres: dos de ellos están envueltos en un ejercicio coital mientras el tercero les platica acerca de lo feas que son las mujeres de su oficina, no dudaría en dispararle a este último.

¿Me explico? es decir, si te tomás la molestia de elaborar una lista de las más feas, o tenés trece años o sos gay o ambas. Y disculpen, pero si lo que no te gusta de Guatemala es que tiene demasiados hoyos, es porque sos gay.

Estaba ansioso porque Guatemala volviera y decirle que me gustaba, me valía madres si yo solo iba a ser un aliciente para su ego y sencillamente me iba a usac. Conforme vaciaba mi quinta chela ella volvía del baño, sonriendo. En mi imaginación me hincapié ante su sonrisa y debió haberse dado cuenta de mi creciente fascinación por ella.

Guatemala: ¡Bo-lívar grueso, vá! ¿cuántas chelas llevás? Pará, ninfo…o no sé dónde vamos a terminar tú y yo.

Canchinflín Hero: yu: rrita.

Guatemala: eso no lo sabés…nunca me has probado. ¿No creés que estás yendo mon tú far?

Disfrutaba mirarla bromear con soltura…¡¿A quién putas se le ocurre no gustarle Guatemala?!…los muy mierdas. Es perfecta. A esos pisados de U City Gay definitivamente no les gustan las ciudades, esto puede sonar drástico pero ¿saben qué es 4? 4 es el número de compañeras de oficina de las que te está permitido no gustar antes de que yo asuma que sos homosexual o asexual o un mentiroso. Por ejemplo, comprendería si a mi pregunta de “¿hay chavas chulas en tu oficina?” vos me respondás “nel, vos, fijate que solo hay 4 chavas: una es la doñita que hace la limpieza (está bien, probablemente te lleve veinticinco años), está también la recepcionista que es una chavita de dieciocho (el otro extremo, entiendo que te incomode sentir atracción por una barely legal), la supervisora, que me cae mal (está permitido que te caiga mal alguna chava, algunas chavas caen mal) y mi compañera de ventas pero, no sé, no me atrae (okei, mai fren, no pasa nada, está bien si no te gusta, también hay chavas buena onda y en mi rango de edad que no me gustan. Cool)”. Ahora, si me contás que no son 4 chavas en tu chance sino hay 5, me pela la verga, no quiero escuchar excusas, no te voy a exigir que le hagás la entrada -porque puede que vos o ella tengan pareja o simplemente no están en ese rollo- pero te tiene que gustar, ¡gustarte te tiene que!…no es cuestión emocional sino estadística.

Puta, cómo me gusta Guatemala.

Guatemala: ¿terminaste la entrevista? ¿Y si me voy ahorita, muñecón?

Canchinflín Hero: yo ir-tras de ti…a dónde sea. Guate, en serio, solo quiero a mar-tí (decírselo fue una liberación).

Guatemala: ¡ay, sho! ¡aguantá!…¿y simeón cañas?

Canchinflín Hero: no tengo a nadie. Cada noche somos yo y la palmita.

Guatemala: ¡can tontívoli que sos!

Canchinflín Hero: vos solo me das el rodeo, qué tengo que hacer para que bajés tu guarda.

Guatemala: ¿y si te digo que ya me voy y te dejo en suspenso para la próxima cita? No vivo lejos, me puedo ir caminando.

Canchinflín Hero: ¿sola? ¿Kaminal? ¿Ju? ¿Yú? No lo permitiría. Imposible. Yo te llevo.

Guatemala: va, última preguntita: ¿Ke nne dyrías si te digo que quiero que nos vayamos en este momento…los dos? tanta gente acá nos está haciendo un tierrero.

Canchinflín Hero: entonces, ¡Sacoj-.

Llámenme “huevudo”, “todoterreno”, “pisa-parejo” o cualquier otro sobrenombre en lingo machista que usen para referirse a los que, como yo, valoramos la intimidad por sobre una idea de lo que es estético y socialmente aprobado. Quédense con sus joyas arquitectónicas, no importa lo que digan, yo solo me imaginaba introduciéndome en El Gallito.

Guate: Ámala.

* ¡Hey!, pueden encontrar más historias absurdas en la fanpage, algunas de ellas no son acerca de tener relaciones sexuales con ciudades:

https://www.facebook.com/canchinflinhero
Anuncios

7 pensamientos en “ENTREVISTA CON LA CIUDAD MÁS FEA DEL MUNDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s