PRESENCIÉ A UNA FRESA

itati

A mi no me llega hacer chistes de chavas fresas, me parece una chingadera muy vieja. Además, ser fresa en Guate es como vivir en Gaza y quemar cuetes cada vez que ganan los Cremas: ponés nerviosa a la mara, ofende y sobre todo, a nadie le importa.

Y, puta, ¿cuál es el punto de ser fresa en Guate? aunque fueras millonario y quisieras evadir a los pobres, siempre vas a tener que hablar con ellos. Ya sea para regalarle una magdalena al don que abre la garita, o para explicarle a los eunucos qué marca de leche querés que compren para tu hora del baño. Hasta los de la Marro conocen campesinos, dicen que cada año llevan a uno y los estudiantes le hacen preguntas como ‘¿su casa de qué está hecha?’ o ‘¿por qué no puede convertir este escritorio en maíz? ¡los campesinos son aburridos!’.

Resulta que la otra noche descubrí que las fresas existen. Estábamos con mi papá en la barra de Taco Bell esperando nuestra orden. Una chava le dice a otra ‘mano, es que a aquella la quiero…pero aceptemos que es una warabitch. Una verdadera warabitch’. Entonces el mesero se acerca y pregunta de quién es la orden 193 y la misma chava arranca a gritar ‘¡ay, mía, mía, mía!’. ‘¿Salsa?’ le pregunta el tendero, ‘ala, sí, pero deme un vergo…pero así: un VERGO de ketchup’.

Mi papá volteó a verla, probablemente lamentando el día en que decidió abandonar la finca Ojo de Agua, en donde lo único que escuchaba era frutas caer de los árboles y al río arrastrando pulpa de café. La chava siguió ‘¡Hey, tú! la 195 también es mía, es una botella de agua’, el muchacho puso la botella en la bandeja. Finalmente ella le dijo ‘ala qué lindo, en serio’.

Fue un espectáculo bochornoso durante el cual el empleado de Taco Bell nunca se cagó de la risa o le dijo que ya sho, prueba de que él es el siguiente Dalai Lama. Miren, a huevos que uno tiene derecho a hablar como putas quiera, por ejemplo yo, cuando ando en shorts y detecto a una dama que me gusta, pronuncio ‘estoy soltero’ exhibiendo mis pantorrillas bronceadas. Pero no por eso voy a explicarle al cerote de la gasolinera si quiero regular o súper por medio de la gama de flexiones de mis camotes.

* ¡Ala, dame like…pero así: un VERGO de like a mi página de Facebook y seguime en Twitter!

Anuncios

8 pensamientos en “PRESENCIÉ A UNA FRESA

  1. Pingback: PRESENCIÉ A UNA FRESA | Noticias de mi Tierra

  2. Vos también hablas fresa, o al menos escribís como fresa/populista/chapin. Tratándo de encajar con el mero pueblo pudiente/no-tanto que tiene su propia manera de hablar… vaaá que si, va vos. El Mega Paca te voy a decir. Jajaja

    Me refiero a esas “fucking” expresiones que a veces uno usa vaaá vos. Que tal vez vos te referís mas a los que dicen los comments, Lo de la papa en la boca o acentos -digamosles- que ni modo… Se nos salen vaaá vos.

    Fíjate que me he dado cuenta que así hablamos los chapines, de hecho somos algo fresones, fijate. ¡De hecho! Por taaanto que no nos gusta ser fresones que empezamos a usar mucho mas palabras como “engasado”, “casacas “, “traída”, y todo esos que todos los días usamos. No se.. Contame vos que pensas.

    Saludos amigo mega paca. Esta bueno el blog. Seré tu fanzzz.

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja, es cierto. Qué te puedo decir, soy un capitalino clasemediero críado a pura caricatura gringa. Trató de evitar los clichés, eso sí. Tengo una escopeta cargada y la orden de disparar si algún día digo “¿y si (tal mierda) muy feo?”. ;)

      ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s