RESEÑA DE MAD MAX: FURY ROAD

MM4CANCHINFLINAZOS

Contiene S P O I L E R S

MAD MAX: FURY ROAD me hace muy feliz. La primera vez que la vi, me asustó el crujido que hizo mi cara al sonreír tanto. Ya había sonreído antes, pero no durante dos horas enteras. Hay un nuevo músculo que se activa cuando hacés eso. Es normal, como cuando descubrís las lágrimas, la eyaculación o ese pezón que todos tenemos adentro del ombligo y que da vueltas cuando alguien te está mintiendo.

George Miller te transporta a una tierra de “fuego y sangre” con unas grabaciones de radio, el monólogo interior de Max (Tom Hardy) respecto a su lugar en ese mundo y los flashbacks del pasado que lo atormentan. No hace falta que los personajes den una exposición de la mitología y las políticas en escena porque eso lo cachás en la cultura, en cada pieza material que aparece.

Es un mundo de personas lunáticas que rinden culto a los V8 –los motores no los jugos, y adoran a la gasolina –el combustible no la canción de Daddy Yankee. Creo que hay cosas que podemos aprender de ellos. Por ejemplo, que “Rictus Erectus” es un nombre respetado por la sociedad, o que podés ejercer una carrera amenizando persecuciones de guerra como metalero con una guitarra que escupe fuego. Además, han sustituido los call-centers con mujeres obesas que bombean leche materna las 24 horas para el consumo masivo, que es algo más humano.

Lo que más me llega son las reacciones de poética grandilocuencia demente de los personajes –porque, además, expresan el estado psicológico de esa sociedad. Hay un señor que se queda ciego por un balazo, y en lugar de solicitar atención médica, embiste con su carro-tanque disparando mientras grita que es el director del coro de la muerte. Esa es una de mis partes favoritas.

La acción es espectacular. Cada secuencia tiene un impacto narrativo y por eso se sienten relevantes. La cinética de las persecusiones está diseñada de forma que varias cosas ocurren y todo es intenso, pero también entendés cabal lo qué está pasando.


fur

La otra cosa con MAD MAX: FURY ROAD es que es una lica feminista. Eso enojó a algunos Activistas por los Derechos del Hombre, lo cual es bueno porque son unos idiotas. Como no entienden el mundo, se enojan por cualquier mulada. Si un día los aliens se parquean en el Obelisco para regalarle comida ilimitada a la humanidad, pero sin querer le dan un raspón al monumento, los Activistas por los Derechos del Hombre van a decir que es un ataque frontal hacia las cosas fálicas y a los hombres.

Lo que dicen esos lúsers, es que FURY ROAD debiera ser una historia sobre Max y no es una historia sobre Max, Max es un personaje casi secundario. Lo que pasa es que Max es nuestro vehículo, nos introducimos al mosh a través de él, que era un solitario sin nada por qué luchar. No tenía ideología, solo intentaba sobrevivir y lo que mejor le había funcionado, hasta entonces, era desconfiar de cualquier persona, independientemente de la forma de sus genitales.

Cuando tu única ideología es no morirte, acabás dándole vida al sistema aunque el sistema esté cagado. Durante el primer acto, Max es una bolsa de sangre para Nux (Nicholas Hoult), uno de los War Boys –guerreros kamikazes que viven para morir… y vivir otra vez (brillantes y cromados en Valhalla).

Tras una hermosa secuencia de persecución en medio de una tormenta de arena, Max se encuentra con Furiosa (Charlize Theron).

Furiosa es la MERA MERA de la lica –¡Hey, chequen el título! Es la persona que decide accionar la revolución contra el status quo. El status quo: aparte del montón de gente desposeída, shuca y a veces deforme que constituye el pueblo en el mundo de Mad Max, la élite la forman la familia del endiosado dictador Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), los emperadores, los War Boys y un pushito de mujeres.

Específicamente, hay dos tipos de mujeres: las mujeres gordas que producen leche y las 5 paridoras de Immortan Joe, cuyo rol es mantenerse mamis y proveer de hijos sanos al patriarca. En resumen, no se pasa bomba siendo mujer en el mundo de Mad Max.

La Emperadora Furiosa ocupa otra categoría porque es lo más “hombre” posible. O sea, hace todas las mierdas que allí son tradicionalmente de hombres, como usar un corte “de machito”, manejar o volarse verga. Solo que es mejor hombre que los hombres. Furiosa decide rebelarse, escondiendo a las 5 traidas de su jefe para contrabandearlas rumbo a la libertad.

Claro que también tiene su propia motivación: Furiosa busca volver al “Lugar Verde”, de donde la arrancaron de chavita cuando vivía en femenina paz con sus hermanas: Rabiosa, Loba, Loca, Ciega, Sordomuda y Lalala. Tal vez no se llamaban así, no recuerdo. El punto es que eran una sociedad chilera y exclusivamente de mujeres –como Themyscira, la isla de la Mujer Maravilla, pongámosle.

Max termina en el carro de guerra de Furiosa, y aunque comienza desconfiando y siendo una mierda con ellas, al rato se convence de que su causa es justa y pasa a ser lo que las feministas llaman “un aliado del feminismo”. Como mi amigo Tavo (con el que fui a ver la lica la primera vez) observó, esta transformación de Max ocurre simbólicamente cuando regresa de asesinar a varios War Boys (fuera de escena) y lava su cara ensangrentada con leche materna #MetáforaENGASADA


wives

Es genial que la lica decidiera abordar el feminismo, no solo como motivo, sino como exploración. Las 5 paridoras fugitivas reflejan ideas y posturas distintas:

ANGHARAD “SPLENDID” (Rosie Huntington-Whiteley), la ideóloga radical y creadora de los hashtags #NoSomosCosas y #NoTeToca… porque te quiere, sino porque piensa que sos una cosa. Además de llevar al heredero de Joe en la panza, es una contradicción viva: no cree en la violencia hacia ningún ser vivo, pero la única forma de liberarse del patriarcado EXTREMO de ese mundo, es por medio de un chingo de violencia y gente muerta con las entrañas chisgueteadas en los chasises.

CAPABLE (Riley Keough) que se enamora y que con su amor redime (SIN PAJA) a Nux, el War Boy que decepcionó al patriarca en su cara y ahora no puede vivir con eso. Su personaje expresa eso de que porque alguien es feminista, a) no significa que sea lesbiana y b) puede que tenga traido, o a veces quiera pasarla nice con un chato.

TOAST (Zoë Kravitz) a quien realmente le gustan las armas y habría sido buena guerrera si no la hubieran tratado siempre como un adorno.

THE DAG (Abbey Lee) que siempre dice mierdas extrañas. También está preñada y una de las doñitas del “Lugar Verde” le dice que su criatura tal vez sea mujer. Al rato la doñita muere, pero le hereda unas semillas que guardaba por si algún día encontraba de nuevo tierra fértil. Por medio de esa metáfora nada sutil, sabemos que THE DAG representa la tierra fértil y su hija un nuevo tipo de ser humano.

CHEEDO (Courtney Eaton) que tiene un momento de duda y dice algo como “Ni verga, esto del feminismo y de pensar en que no somos cosas es fuckin difícil. Viéndolo bien, ese viejito culero no nos tenía tan mal, siempre y cuando cogiéramos con él a veces y no nos mantuviéramos todas fachudas. Fijo vivíamos mejor que un montón de mara y al menos no nos amontonábamos para mendigar agua”. Al final CHEEDO se redime ¡Porque esta es una lica acerca de redenciones, baby!

A muchas mujeres, mujeres feministas, mujeres feministas amputadas, les fascinó la lica. Otras dicen, más o menos, que la violencia en los morongasos de MAD MAX: FURY ROAD es incompatible como mensaje feminista. Claro que discutir si ver licas violentas nos hace más violentos, es válido –personalmente, pienso que nel. La cosa con la violencia es que es catártica y esta lica es un excelente ejemplo.

Después de “Monos araña gritándose adentro de una lavadora” (que requiere de conocimientos básicos de mecánica, por lo menos un amante fluido en xinca y no haber ingerido potasio en las últimas 15 horas), mi nueva posición sexual favorita es: ver esa escena del final, cuando el convoy de guerra se estrella despozolando la tiranía y entonces Nux, mirándonos con serenidad, nos pide que seamos sus testigos antes de morir, convencido de que ahora sí abrazará la Muerte e irá al Valhalla habiendo luchado del lado del bien.

Mientras el pueblo se repartía los pedazos de armadura del cadáver de Immortan Joe, Tavo me dijo “se comieron a su Dios”. ¡Ala verga, sí! SE COMIERON A SU DIOS TIRANO Y AHORA LA VOLUNTAD DEL PUEBLO ES SU PROPIO DIOS.

Esa mierda es catártica, sobre todo si uno vive en Guatemala y ha estado yendo a las manifestaciones.


Reencontrémonos en el Valhalla, o sea mi página de Facebook y también estoy en el “Lugar Verde“, me refiero a mi Twitter. Estas comparaciones no tienen sentido.

Anuncios

4 pensamientos en “RESEÑA DE MAD MAX: FURY ROAD

  1. Puta yo fui a ver una lica de accion, con talegasos sangre explosiones y pizados que se pintan la boca, y se tiran heroicamente sobre los carros. Si no me decís que esa mierda tiene tintes feministas ni se me ocurre. xDDDDDDDD

    Le gusta a 1 persona

  2. Está con todo esta película. Mad Max: Fury Road es una lección de cine, y la misma realiza un juego de regeneración dentro del propio arte que funciona a diferentes niveles. El elenco espectacular, no sé, pero las películas de Charlize Theron para mí se están convirtiendo en sinónimo de éxito, en fin. Retomando la película, debo decir que Mad Max no sólo recupera a uno de los mitos cinematográficos por excelencia de los ochenta, lo ajusta a las nuevas formas, y tiempos cambiantes, para abofetear sin compasión a la ameba que es hoy día el espectador. Por otro lado, la sangrienta ironía final, la de recuperar la esperanza a partir del orden reestablecido, acabando con la tiranía más cruel, aquí representada en el simple H2O, es toda una declaración de intenciones por parte de un cineasta que conoce perfectamente el lenguaje del cine, un arte destinada, como las demás, a ser la herencia del ser humano, a hablar de él.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s