RESEÑA DE THOR: RAGNAROK

Destacado

*** Esta reseña incluye severos S P O I L E R S ***

Hay tres cosas que podés hacer cuando te toca contar el nuevo capítulo de una saga: moverte hacia adelante, hacia los lados, o volver atrás.

Voy a usar un ejemplo. Una tarde de agosto mi ex ex novia y yo estábamos sentados en su banqueta. Mientras me convidaba de sus Chobix (los cuales acusó de ser deliciosos pero manchar mucho los dedos), puso su mano sobre mi brazo y me dijo que su percepción era que yo no entendía lo que implicaba ser novio de alguien, que nosotros lo que éramos era amigos. Con ello, dando por concluida lo que había sido una bonita y afable relación. Yo habría podido moverme hacia adelante, ilusionándome con nuevas posibilidades en los senderos del amor para quien era un joven desbordante en candor e idealismo. O moverme de manera lateral, imaginando universos paralelos en los que tal ruptura jamás ocurrió y en su banqueta, mi ex ex novia y yo, nos envolvimos en una charla serena que culminaba en que con mi boca yo succionaba de sus dedos el polvo de Chobix, como hacen las parejas románticas todo el tiempo. En cambio, meses después yo volví atrás, re-configuré el pasado y pensé “Oooh, ahora entiendo… cuando tocó mi brazo… nunca en realidad me tocó… sus dedos estaban cubiertos… el hombre al que amaba se escondía detrás de un manto de Chobix, ¡por eso no pudo encontrarme, sentirme!”. Eso, yo considero, es la verdad.

Moverse hacia atrás es también lo que hizo el director Taika Waititi en Thor: Ragnarok. Una especie de revisionismo histórico en el que cuestiona “Si Asgard es visto como un faro de justicia, sabiduría y dorada higiene en la galaxia, pero a la vez se sostiene bajo un sistema monárquico con énfasis en los valores marciales, ¿es posible que todo eso sean puras mamadas y que esa radiante prosperidad albergue los horrores del colonialismo? ¿Es acaso Asgard… una mentira y basura?”.

Funciona como analogía de los Yunáis de Norteamérica. La diferencia entre lo que creen ser y lo que sin casaca son: un imperio. Hela (Cate Blanchett) es el fantasma de un sanguinario pasado que Asgard jamás confrontó y que se mantuvo hirviendo en sus cimientos, hasta que un día salió a flote para descascarar todos los mitos patrióticos – es como resultás con Donald Trump, con hileras de nazis marchando por las calles o con espeluznantes tiroteos semanales.

Las revelaciones de Hela, quien además de curtir a mameyazos ejércitos enteros de nobles asgardianos también atormentó mi complejo de castración mezclado con calentura, en retrospectiva le dan mayor peso a la decisión de Thor de no aceptar el trono de Asgard. Thorito es un chaval jipiento rechazando trabajar en la fábrica de su papa porque “Papa, hombre, ya le dije que no quiero ser el administrador de la fábrica de Chobix. Yo sé que con la venta de Chobix me pagó el cole pero no me tira buena vibra esa onda de que la misión de la empresa sea «Ser líderes de la categoría en el mercado local, produciendo los Chobix de más alta calidad, pero también con el polvo que más cubra los dedos de nuestros consumidores impidiéndoles sentir el cálido contacto de su prójimo y con ello, finalmente, garantizando la destrucción absoluta del afecto humano en el mundo». Siento que algo anda mal con usté, papa, diuna vez se lo digo. Y yo no voy a ser partícipe de dicha corrupción. Además, ahorita acabo de encontrar una oferta en el periódico para laborar en un… net-center, y eso haré. Adiós, papa, oye”.

Yo pienso que el principal problema de Hela, la usurpadora, es su ausencia de un departamento de relaciones públicas. Sus discursos se basan exclusivamente en asegurar que es la Diosa de la Muerte y que por lo tanto a las personas nunca les faltará la Muerte en forma de macabras ejecuciones. O sea, esa es la plataforma política de Zury Ríos y a ella tampoco le ha funcionado. Al menos Hela debería regalar gorras con la cornamenta chingona que porta en la cabeza.

Ahora, del otro lado de la galaxia está Sakaar, el planeta a donde rebota Thor, Loki y resulta que también Hulk. Allí el líder supremo es el Grandmaster (Jeff Goldblum en su máxima expresión), ¡y ese men sí que sabe de marketing, control de masas y populismo! Por supuesto, como Hela, también ofrece muerte… pero no indiscriminada. Solo un maje ofrece muerte indiscriminada. Él ofrece la muerte de gladiadores esclavos bajo el altar del entretenimiento popular y el culto a las celebridades.

Es mi creencia que en el Capitalismo hay un montón de Grandmasters y algunas Helas. Y a los Grandmasters les fascina hacernos creer que la única alternativa a ellos son las Helas.

En cuanto a la trama, Thor: Ragnarok es Gladiador, Mortal Kombat, Los Juegos del Hambre y Flash Gordon a la vez. Es decir, no hay nada de nuevo en su premisa narrativa. Pero Waititi toma la plantilla odiseica del regreso del rey desterrado para rellenarla de las puras mejores cosas de la vida: la huella artística de Jack Kirby, actores fabulosos y un humor que se sustenta en interacciones auténticas, extrañas e incómodas entre personajes auténticos, extraños e incómodos (nota: recomiendo explorar la brillante sensibilidad humorística de Waititi en su pseudo-documental de terror, Lo que Hacemos en las Sombras).

Supongo que Marvel visualizó que tomar con reverencia esta película acerca de un canche mamey que vuela dándole muchas vueltas rápido a su martillo y que incluye a un perro del tamaño de Clifford El Gran Perro Rojo resultaría en una película blanda como las dos anteriores del canche mamey. Así que la dejó en manos de un director de comedias independientes que realizó una sátira sin reverencia por nadie: Thor es un audaz aventurero que se va de culo ante el peligro y el peligro lo humilla; Hulk habla y es un bebé; Valquiria (la siempre vibrante Tessa Thompson), una cínica y alcohólica; y Loki, un mago de trucos quemados a quien nomás le queda su rastrero instinto de supervivencia.

Todo eso me encantó. Pero entiendo que hayan fanes a quienes les irrite tanta falta de respeto. Porque además existe una facción de “geeks”, compuesta principalmente por hombres, que prefiere que se tome a sus superhéroes y villanos con absoluta seriedad y se retraten como personajes épicos e intimidantes. Por mi parte, prefiero sublimar mis ansiedades masculinas imaginando que Hela me obliga a revolcarme como gusano en una piscina de polvo de Chobix… ¡Hey! ¿ustedes saben de alguna dominatrix discreta operando cerca de mi región?

La demencia pluri-colora de Thor: Ragnarok culmina con chingo de poesía. Asgard, sus mentiras y monumentos arden en las llamas apocalípticas, mientras sobre el planeta flota su gente, ahora nómadas. La sociedad post-Asgard habita un espacio liminal en el que las viejas estructuras, castas y jerarquías no existen más. El trono de Thor no es más que una silla giratoria de oficina.

Anuncios

4 DIVERTIDAS AVENTURAS SEXUALES PARA ESTAS ELECCIONES

OrgyElections

¡HOY HAY ELECCIONES!

Es un día trascendental para los guatemaltecos, porque elegimos a nuestras máximas autoridades gubernamentales… ¡Pero eso no significa que no pueda ser también un día SEXY!

Es más, si lo piensan, votar es como el sexo: introducís un objeto en una ranura y después regresás a tu casa a ver más gente introducir sus objetos en ranuras y Luis Pellecer y Maritza Ruiz te acompañan en todo el proceso.

Votar y tener sexo también se parecen en que, si no tenés cuidado, meses después surge una criatura que absorbe todo el fruto de tu trabajo y destruye tu vida. Me refiero a los bebés.

Lo siento, comparar a los bebés con los líderes corruptos fue una cholerada. No tengo nada en contra de los bebés, es solo que no quiero uno. Por eso, cada vez que tengo sexo, pongo demasiada atención a lo que Luis Pellecer y Maritza Ruiz me están diciendo.

¡Ahora checa estas kinky, sensuales y retozonas aventuras sexuales para convertir esta fiesta cívica en una fiesta civiCALIENTE! ;b

1.  EL VISITANTE DEMOCRÁTICO (exclusiva para los que ya votaron)

Después de emitir tu sufragio, conserva tu dedo entintado el mayor tiempo posible cubriéndolo con alguna tela, papel aluminio o bola de boliche. Luego, introduce tu dedo marcado en la vagina (ella) o próstata (él) de tu pareja, esmerándote en masajear de forma suave y erótica.

No todos disfrutan el Visitante Democrático. Por ejemplo, mi ex novia gótica odiaba esta actividad sexual, al igual que odiaba la democracia. Ella creía en la monarquía medieval, y por eso, desarmar su cinturón de castidad para intentar tocarla con mi dedo impregnado de democracia, fue un desperdicio de tiempo y de mis mejores lubricantes para bisagras.

2.  SEXY TWISTER ELECTORAL

Para este travieso juego erótico, necesitas la ampliación en manta vinílica (de 4X4 metros) de una boleta electoral. Ahora que la tienes, tú y tu pareja extiéndanla en su lugar preferido de la casa, quítense la ropa, destapen una botella de Cabernet… ¡Y prepáranse para una sensual, y cívica, versión del popular juego TWISTER! ;b

Te asombrarás de lo rápido que se alcanza el clímax cuando tu cuerpo y el de tu amante se enredan y tú flexionas los músculos hasta poner tu pie en la cara de Lizardo Sosa.

Al final, con la ayuda de un limpia vidrios, puedes asear tu lona vinílica y dejarla lista para la próxima aventura sexy. La embriaguez de placer hizo que mi novia y yo nos olvidáramos de esto, así que, la segunda vez que quisimos jugar, encontramos a nuestro Alejandro Giammattei cubierto en líquidos vaginales. LOL!!!

3.  SEXO CON NOMBRES DE POLÍTICOS (exclusiva para gente con pene)

¡Si lo tuyo son los nombres, la penetración de nombres de políticos te enloquecerá! Para practicar esta posición sexual no necesitas mucho: un marcador, un material sexy como el fomi y saber leer y escribir.

A continuación, traza nombres de políticos sobre el fomi e introduce tu pene en los orificios disponibles en cada nombre. Algunos nombres son muy difíciles de penetrar como “JIMMY”, “JAFET” o “ZURY”. En cambio, “ROBERTO GONZÁLEZ” es bastante receptivo a tu pene y “TONO CORO” es prácticamente una muñeca inflable. “MANUEL BALDIZÓN” es un nombre que ahora se puede penetrar, pero era muy difícil cuando los babilonios lo llamaban “TYPHKAXX UK BRANEGH”.

4.  LA DESHONRA COMPARTIDA

…¡Hablando de gustos kinkis! 3:)

Si ustedes son de las parejas que disfrutan el juego previo —¡como de 4 años, por ejemplo!, esta dinámica sexual es para ustedes. Convence a tu amante de que ambos voten por un candidato horrendo y con acusaciones de corrupción y nexos con grupos oscuros ¡Lo bueno es que en estas Elecciones hay varios de esos! XD

Después, esperen a que sea elegido y nombrado presidente.

Ahora imagínense meses después: recorriendo la 6ª Avenida como parte de las marchas que exigen la renuncia del nuevo presidente (¡que ustedes eligieron, idiotas sensuales!), intercambiando miradas de lasciva complicidad. Este vergonzoso secreto mutuo los unirá mientras hacen el amor, dándole a sus sesiones amorosas un toque de menoscabo a la dignidad porque ambos sabrán la basura que hicieron y podrán gritársela en la cara durante los orgasmos. HOT!!!



Después de checar mi columna, utiliza tu dedo lleno de democracia y de sexo para darme like en Facebook y seguirme en Twitter! ¡¡¡DEMOCRACIA!!! ¡¡¡SEXO!!! :D

DR. SUGER: HÉROE DE ACCIÓN

GALILEO v SUGER

Foto de fondo: óleo de Maugdo Vásquez en la Universidad Galileo.

THE SIAMESE TIME LORDS: GALILEI VS SUGER (2016)

18  |  97 min  |  Action, Thriller, Sci-Fi, Drama, Romance  |  05 January 2016


Italia, 1564. Giulia Ammannati descubre que las criaturas que lleva en su vientre son siameses unidos por la cabeza. Sabiendo que la Iglesia Católica los considerará engendros infernales, escapa en búsqueda de la ayuda de un viejo amigo: Leonardo Da Vinci. Acorralados por soldados de la Santa Inquisición y a pocos minutos de concebir, Giulia se oculta en una imperfecta cápsula del tiempo construida por Da Vinci, dentro de la cual se encargará de parir.

Los bebés de Giulia nacen sin complicaciones. Galileo no para de llorar. Sin embargo, al otro, Giulia no puede escucharlo… ¡Porque Suger nació en 1938 y en Suiza!

Los gemelos desarrollan telepatía extra temporal. Su adolescencia fue muy difícil, porque cuando Galilei se masturbaba Suger podía sentirlo, solo que, por la Relatividad, 10 segundos de orgasmo de Galilei equivalían a 11 horas de orgasmo de Suger. Por eso, Suger pasó la mayoría de su adolescencia teniendo un orgasmo. A pesar de todo, ambos se hacen asombrosos físicos y matemáticos. Galileo se convierte en el mayor defensor del heliocentrismo cuando Suger se lo revela en un sueño. A su vez, Suger aprendió el heliocentrismo leyéndolo en un libro que Galileo había escrito 400 años antes. Suger inventó una universidad y le puso Galileo‘. En agradecimiento, Galileo le decía ‘Suger’ a uno de los senos de la mujer con la que fornicaba.

Galileo mejoró el telescopio, descubrió 4 satélites de Júpiter y determinó la rotación del sol. Suger se lanzó para presidente de Guatemala 3 veces, pero no quedó.

Mientras celebran la Navidad dándose regalos mentales, Galileo y Suger descubren que la verdadera Navidad es más que regalos mentales y que tu hermano gemelo craneópago de una dimensión paralela puede ser también tu mejor amigo. Desafortunadamente, esa noche mágica también descubren que el vórtex que une sus cráneos en el espacio / tiempo está configurando un agujero negro que devorará todo lo que existe. Para salvar el Universo, uno de ellos deberá morir.


En este trepidante thriller de ciencia ficción, los sumos Amos del Tiempo favoritos de todos: Galileo y Suger, dejarán de lado sus lazos de amor para enfrentarse en un duelo letal extremo que los llevará a través del tejido de la realidad. Para determinar quién habrá de perdurar como Máximo Amo del Tiempo, combatirán como espermatozoides en la arena más sangrienta de todas: el ovocito de su madre.

Si Suger también es tu Time Lord Siamés favorito desde niño, seguí esta Suger-encia: ¡Dame like en Facebook y buscame en Twitter! :D

EL PRIMER CANCHINFLÍN DE LA TEMPORADA

LA LLEGADA DEL CANCHINLIN HERO (DIG)
Yo sé que he escrito otros posts…pero este es como la inauguración oficial de esta página. Quisiera decir “bienvenidos”, pero inaugurar un blog de comedia con el nombre de ese programa venezolano es como inaugurar una guardería de niños con la palabra “eventualidades” o un Parque Jurásico con la palabra “¡¡¡¡AAAAAAAAAAAHHHHHH!!!!”. Así que solo voy a comenzar por intentar explicar el nombre. Supongo que alguna vez vieron esos especiales navideños en donde un güiro ingenuo, soñador y hecho de plasticina veía caer desde su ventana el primer copo de nieve de la temporada, y luego corría a anunciar que había llegado la navidad con el mismo júbilo con el que las Barbies celebraron el nacimiento del primer Ken con pene –ocurrió en 1987, debido a una falla en el proceso de ensamblaje su zona pélvica se fusionó con el misil de un G.I.JOE. Habría vivido una vida plena en legendarias y opulentas odiseas sexuales si, debido a la misma falla industrial, su cabeza no hubiera sido sustituida por la carrocería de un camión Tonka y su mano izquierda por una mosca en permanente agonía-.

Como alguien que creció en un barrio de Mixco en las periferias de la Ciudad de Guatemala, mi infancia no supo lo que era un primer copo de nieve de la temporada, debo aclarar para las audiencias modernas que esto ocurrió mucho antes de que Álvaro Arzú volara –y no me refiero a tomar un avión- hasta la Antártida, arrancara con sus manos desnudas un colosal fragmento del terreno y finalmente instalara en plena plaza central una pista de hielo para que los niños guatemaltecos sintieran que estaban en Suecia…solo que sin el bienestar social, el desarrollo humano o el Zlatan Ibrahimovic que nos podría llevar a un Mundial. Por supuesto posteriormente Dios le declararía guerra ideológica a nuestro alcalde y haría que nevara sobre San Marcos, en un esfuerzo por demostrar quién era más rex en términos de desafiar a la naturaleza.

Pero al igual que ese güiro ingenuo, soñador y hecho de plasticina yo también veía a través de la ventana, sin embargo a diferencia de ese cerote yo esperaba por la caída del primer canchinflín: el que anunciaría la llegada de la temporada navideña. ¡Yeeeeeeiiiii! era mágico, el shhhhhhhhhhiiiiiiiiiiuuuuuuuuuuuuu solitario que se iba apagando en algún lugar del horizonte; tan melancólico, tan infalible, tan profético de las chamuscas sin responsabilidades, de los tamales, de las idas a Meta Mercado a comprar tarjetas de superhéroes, de ir a ver si conectábamos chavas en otras cuadras, de no conectar chavas en otras cuadras. Había algo fascinante en los canchinflines, quizás el que el lanzarlos te hacía sentir intrépido, o el que si encendías uno sobre una plataforma su trayectoria era imposible de pronosticar, lo cual mi huevo si no era poético. O tal vez el encanto de un canchinflín radicaba en que era irresponsablemente peligroso y su uso podía terminar en tragedia de una surtida variedad de maneras.

No quiero empezar a sonar como esa mara que comparte textos nostálgicos en Facebook sobre cómo su generación que tomaba agua del chorro y jugaba trompo en lugar de Playstation era más feliz. Mamadas. Debió haber sido entretenido durante algún tiempo, pero los videojuegos le hicieron al trompo lo que los súper poderes le hicieron a la gimnasia en términos de perseguir al crimen o lo que el alcoholismo unisex le hizo a regalar hierberas en términos de conseguir sexo. Por supuesto, no niego que regalarle a un niño un trompo por su cumpleaños estimula su imaginación, pues inmediatamente él va a imaginar mundos fantásticos en los que sus papás no son unos garras.

Lo que sí es cierto es que hay algunas cosas que eran mejores en mis tiempos, como los canchinflines, digo, ahora están esas marcas chinas y gringas para elegir juegos pirotécnicos pero se sienten demasiado caqueros, demasiado huérfanos de caciques y toros emputados en sus empaques…y sobre todo demasiado confiables. Pues, lo sorpresivo y espontáneo es adorable, como el no saber si tu canchinflín va a lograrse o te va a reventar en la mano. Me gusta, por lo mismo que me gustan algunos comedores chinos donde podés pedir tu chow-mein mixto o MÁS MIXTO, la diferencia es que mientras el mixto te incluye pollo, lomito, marrano, camarón y a veces gato, el MÁS MIXTO te incluye especies random que se creían extintas, un expediente de vigilancia por parte de PETA y, dependiendo de tu metabolismo, licantropía temporal. ¡Eso es ser audaz!

Esta generación pretende controlarlo todo y hacerlo predecible. Han acabado con la rabia humana, pero con ello también con la mejor versión de jugar a la tenta. Hay que devolverle a este mundo el impulso y la espontaneidad, de vez en cuando cerrá el menú del restorán y grítale al mesero ¡sorprendeme, hijo de puta!, luego añadí ¡y no me refiero a la comida!, acto seguido entregale una espada y luchen a muerte. Luego besalo en la boca.

Déjenme compartirles la siguiente historia a manera de ilustrar la espiral de pussiness por la que, como sociedad, hemos descendido. Algunos amigos y yo fuimos a almorzar a Pollo Campero, cuando nos disponíamos a entrar una hostess se apuró a abrirnos la puerta de vidrio, sonrió, nos dio la bienvenida y nos sugirió una mesa. Como el lugar estaba lleno y el pollo se tardó en llegar, la amable mesera e incluso el gerente, se acercaron varias veces a pedirnos disculpas por el inconveniente, condescendiéndose con nosotros regalándonos papas, refills de refrescante té frío y helados, para compensar. ¿Qué putas?, ¡el lugar se llama Pollo Campero!, como en “dícese de una mierda que es del campo”, no se llama Pollo Cosmopolita o Pollo Saúl. Cuando yo entro a un Pollo Campero espero que la única hostess que me dé la bienvenida sea el olor a estiércol y que cuando me dicen “autoservicio” se refieran a autorizarme cinco minutos en un cuarto oscuro con un talegasal de pollos vivos y el arma medieval de mi elección.

Por suerte mi abuelo nunca vivió para ver esta decadencia porque si él, como solían hacer las poquísimas veces que visitaba la capital para negociar vacas o café, hoy entrara a un Pollo Campero y fuera recibido por una hostess en un ambiente pulcro, con meseras regalándote refills de té frío por la tardanza y gerentes pidiéndote disculpas a cada rato, le diría a mi abuela “Laura, te dije que me llevarás a Pollo Campero, no a un spa”.

La razón por la que me siento autorizado para hablarles de canchinflines es que fui la primera persona en la manzana A del Sector 1 de San José Las Rosas en poner en órbita tres canchinflines a la vez, encendiéndolos uno a uno en mis adolescentes manos y fue como hacer un threesome con el fuego y el peligro. Fue algo importante y por ello se los cuento. Además de incluirlo en mi currículum vitae simultáneamente en formación académica, experiencia laboral, otros estudios, aptitudes, otros cursos y diplomas, proezas pirotécnicas y referencias personales, donde incluyo a La Magnífica Voz del Fuego como mi antiguo empleador con número telefónico SHJKSHJKARDERÁAAAAAAS SHJKSHJKARDERÁAAAAAAS.

* ¡Hey!, pueden encontrar más historias absurdas en la fanpage:

https://www.facebook.com/canchinflinhero